A propósito de Erri de Luca

Erri de Luca

El pasado 23 de septiembre, el fiscal de Turín solicitaba ocho meses de cárcel al escritor Erri de Luca por su respaldo a las acciones de sabotaje no violento que los grupos opositores al Tren de Alta Velocidad que pretende unir la ciudad italiana con Lyon vienen realizando. Son acciones de índole ecologista, antidesarrollista, muy similares a las que Solidarios con Itoiz organizó, por ejemplo, para frenar la presa de Itoiz, en Navarra.  Y mucho más osadas que las protestas que la plataforma anti-TAV lleva a cabo para mostrar su oposición legítima y más que racional contra ese engendro que es la Y vasca. Erri de Luca y su notable red de apoyo se encuentran estos días esperando la decisión del fiscal, que llegará el próximo lunes 19 de octubre, si toda va como está previsto.

No sé sabe cuál será esa decisión, aunque, tal y como recoge el propio Erri de Luca en el libro La palabra contraria, en el que reinvindica su derecho a la libertad de expresión en su defensa de la Naturaleza, parece que la actuación de la fiscalia no ha sido muy imparcial, por decirlo de una manera suave. Vamos, que la acción de la Justicia ha estado teledirigida, favorecida y financiada por las grandes corporaciones encargadas de las obras de esta infraestructura, que además están supuestamente vinculadas con la mafia calabresa, la llamada ‘Ndrangheta.

tav-mafia_nuova

Pero Erri de Luca cuenta con su experiencia como militante de Lotta Continua para permanecer en pie ante cualquier represalia y, también, con el respaldo de una importante plataforma y de intelectuales tan poco sospechosos de radicalismo como Gianni Vattimo, que sabe a lo que se arriesga, no en vano también ha sido procesado, concretamente el pasado 22 de junio, por respaldar a los grupos anti-TAV. Y en España, le ha surgido curiosamente un sólido respaldo entre el “establishment”, porque no se olvide que a Erri de Luca le publica Seix Barral, del poderoso grupo Planeta.

Pues bien, como no podía ser menos, al toque de la corneta de Planeta, han acudido los principales medios de comunicación como El Pais o La Vanguardia, otrora defensores del orden constituido, de repente adalides de la libertad de expresión de un defensor del sabotaje. Y con ellos, escritores de orden como Antonio Muñoz Molina, Rosa Montero o Caballero Bonald, entre muchos otros, según confirmó la responsable de Seix Barral, Elena Ramírez a la agencia EFE y publicó La Vanguardia. Una muestra del postureo habitual entre la curia intelectual española, capaz de solidarizarse con quien sea allende de las fronteras, pero que actúa con bastante más tibieza cuando se refiere a las acciones no violentas de sabotaje que se realizan en el suelo patrio.

Una de las ilustraciones de Robert Crumb para "La banda de la tenaza."

Una de las ilustraciones de Robert Crumb para “La banda de la tenaza.”

Así, El País puede dedicar un extenso reportaje al libro La banda de la tenaza (The monkey wrech gang), de Edward Abbey, con ilustraciones de Robert Crumb, desternillante novela que recorre los sabotajes contra la construcción de una gran presa en el río Colorado. Sabotajes inspiradores de tantos otros en el resto del mundo, desde que se publicó la novela en 1975 cuando su autor, Abbey, reconocido militante ecologista, peleaba contra las grandes infraestructuras en los EE:UU.:sabía bien de lo que estaba escribiendo. Pero cuando se trata de acciones que ocurren en España, El País se desentiende. Los colectivos anti-TAV, con lustros de denuncia respaldada por informes de toda índole, ni aparecen, así que menos los escritores y universitarios que les apoyan.

Y poco más de una nota a pie de página cuando Solidarios con Itoiz realizaron su famosa acción y parecido espacio cuando recibieron una condena bastante más injusta que la que podría caerle a Erri de Luca. Y no hay que ir a un grupo navarro, al que en su momento relacionaron injusta y deliberadamente con ETA. Greenpeace también recibe idéntico ninguneo en sus acciones contra la peligrosa central nuclear de Garoña, mientras que si la acción es en el Pacífico, la cobertura es excelente. Así que, aunque le puedan caer unos meses, qué suerte tiene Erri de Luca porque en su país cuenta con un merecido respaldo mediático. Si hubiera nacido en España…

Acción de Greenpeace en contra de Garoña.

Acción de Greenpeace en contra de Garoña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *