Arquitecturas

  • Recuerdos de L. A. en los años 30

Afortunadamente, a Juan Coll Barreu no le está ocurriendo lo que a sus admirados arquitectos de la costa oeste estadounidense de los años 30. El reconocimiento a las creaciones de este oscense afincado en Bilbao le está llegando en vida. Leer más…

 

  • Reivindicación del edificio industrial

El esplendor industrial de algunas comarcas y ciudades del País Vasco y Navarra en los primeros decenios del siglo pasado llevó a la construcción de numerosas fábricas, conjuntos de edificios y hasta al establecimiento de ciudades-taller, como es el caso de Eibar. En esta localidad se reunieron hace 15 días representantes de la organización Docomomo y del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro (COAVN) para estudiar el panorama de la arquitectura industrial levantada en este ámbito durante el pasado siglo XX. Leer más…

  • El racionalismo heterodoxo

El arquitecto Pedro Ispizua (Bilbao, 1895, 1976) era un todoterreno con talento. Su labor en el Ayuntamiento de Bilbao como técnico municipal le llevó a impulsar algunas de las principales construcciones de la villa. Pero esta hiperactividad no le quitó tiempo para que sus creaciones tuvieran el sello de la calidad constructora y, en algunos edificios, el de la belleza arquitectónica.Como el grupo escolar Luis Briñas, ubicado en el barrio de Santutxu. Leer más…

  • El mejor racionalismo vasco

Tenía 27 años José Manuel Aizpurúa cuando se inauguró el nuevo Real Club Náutico de San Sebastián, que había diseñado con su compañero Joaquín Labayen. Corría el verano de 1929 y aquel sorprendente edificio, que recordaba las formas de un barco, supondrá un cambio en la visión de la capital guipuzcoana que llega hasta hoy. Es la primera vez que la arquitectura española tiene una conexión con la vanguardia mundial y los nombres de Le Corbusier o Mies van der Rohe resuenan en los oídos de los jóvenes arquitectos del momento.La sugerente figura del Club Náutico es una de las mejores muestras de las posibilidades de trascendencia de la arquitectura moderna. Leer más…

  • El movimiento moderno en Álava

Setenta años después de su construcción, el sanatorio antituberculoso de Leza todavía sorprende a quien se acerca a la Rioja Alavesa. Y eso que el visitante ya cuenta con aportaciones arquitectónicas más que atrevidas, como la que unos kilómetros más allá está levantando Calatrava cerca de Laguardia (lo de Gehry en Elciego todavía pertenece a la fantasía). Este espléndido edificio diseñado por Pablo Zabalo Ballarín (San Sebastián, 1891-1961) en 1934 y construido en el tiempo récord de un año es, no sólo una osadía paisajística, sino también una de las primeras propuestas por una sanidad pública de calidad que se vio en el País Vasco. Leer más…

  • A partir de la gravedad

A la entrada de Samaniego, desde Labastida, el visitante se encuentra con una construcción de dimensiones elocuentes, que comienza a tomar su forma definitiva. Se trata de una de las apuestas más renovadoras de las últimas bodegas de Rioja, a partir de una elaboración del vino basada en la gravedad, lo que ha supuesto la colaboración continua entre el promotor, Jesús Baigorri, y el arquitecto Iñaki Aspiazu. Leer más…

  • La vivienda, no sólo arquitectura

La revista ‘A+t’ publica ‘Dbook’ una reflexión sobre la ciudad sostenible con el análisis de 64 proyectos residenciales de todo el mundo. Leer más…

 

  • Cuando un edificio se vuelve arte

Trescientas construcciones integran el apartado vasco del Archivo de la Arquitectura Ibérica del Siglo XX – El catálogo intenta reforzar la protección de este patrimonio. Leer más…

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *